SUMINISTROS PARA LOS SAGRADOS

CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA

“Sagrado Corazón de Jesús, fuente infinita llena de misericordia.

Ustedes que están en todos los tabernáculos del mundo, les pido por la conversión de todos los pecadores y especialmente de (nombre de la persona).

Sálvalo del fuego del infierno y de las trampas del maligno.

Sagrado Corazón de Jesús, lleno de amor y dulzura, guía mis pasos, mis pensamientos y mis acciones. No permitas que me separe de ti ni que venga a ofenderte.

No soy digno y no merezco nada, pero te pido, ven pronto a ayudarme. Amén.

Inmaculado Corazón de María, lleno de amor y bondad.

Dígnate mirarme en este momento de angustia y dolor.

Madre de misericordia, recibí esta pobre oración mía llena de esperanza, con la certeza de ser respondida por ti.

Santísima Virgen, madre mía, vengo a tus pies para suplicarte que te apartes de la vida de (da el nombre de la persona) todos los malos pensamientos. Todos los actos que puedan llegar a perjudicarte.

Santísima Madre, en ti confío y pongo toda mi esperanza. Quiero amarte siempre y nunca ofenderte.

Que la llama del amor de tu Inmaculado Corazón, la traiga (da el nombre de la persona), cerca de ti. Bendíceme y protégeme. Amén".

(Impartido por Sagrados Corazones al H. Eduardo Ferreira el 02/08/2001)