CONSAGRACIÓN A NUESTRA SEÑORA REINA DE LA PAZ Y MEDIANERA DE TODAS LAS GRACIAS

FIESTA DEL 12 DE FEBRERO
 

Virgen Madre, Reina de la Paz y Medianera de todas las Gracias. Te ofrezco y consagro mi cuerpo y mi alma, mi corazón, todo lo que soy, todo lo que tengo.

Me consagro a ti por amor y para amar. Me ofrezco a tu cuidado como Madre.

Quiero, como hizo Jesús toda su vida, estar unido a tu corazón.

Quiero, Madre, imitar tu pureza, tu humildad, en fin, todas tus actitudes.

Madre, quiero dedicarme y luchar bajo tus órdenes para que venga el Reino de Dios.

Madre, recibe mi acto de consagración, acógeme como tu hijo y ofrézcame a mí en compañía de Jesús al Padre Celestial. 

Ayúdame a ser fiel hasta la muerte. Oh clemente, oh misericordiosa, oh dulce Virgen María. 
¡Amén!

 

Con la aprobación eclesiástica

+ Obispo Manoel Pestana Filho